Higiene y seguridad – Ozonos – Biofamily
junio 15, 2020

Higiene y seguridad – Ozonos

Higiene y seguridad

La seguridad alimentaria

Para los operadores de la restauración es esencial garantizar la seguridad alimentaria, aplicando las principales reglas de higiene, mejor cocinadas como H.A.C.C.P. Por lo tanto, en las cocinas domésticas es igualmente importante seguir algunas precauciones para comer de manera segura y evitar cualquier tipo de riesgo microbiológico. Es muy importante que el consumidor esté atento a la frescura y auntenticidad de los productos cuando va de compras, pero es igualmente esencial que siga reglas simples en el manejo y almacenamiento de alimentos en el hogar. Existen numerosas infecciones alimentarias, como Salmonella o Listeria que pueden desarrollarse dentro de nuestra cocina.

 

En todos estos casos, la proliferación microbiana se desarrolla porque:

  • Los alimentos crudos entran en contacto con los alimentos cocinados, favoreciendo el paso de las bacterias
  • Los alimentos se conservan de manera inadecuada
  • Malas condiciones de higiene en la manipulación de alimentos
  • Herramientas no desinfectadas adecuadamente entre una preparación y otra.

En general, los productos a base de cloro se utilizan para desinfectar frutas y verduras, incurriendo en costos innecesarios y agregando riesgos para la salud. El uso de soluciones a base de cloro puede causar la pérdida de vitaminas y otros elementos fundamentales que pasan al líquido de lavado. Eliminan el sabor de los alimentos y también en los productos en sí pueden permanecer rastros. El hipoclorito de sodio generalmente está presente en una solución de 3 a 5% de cloro activo, a menudo mezclado con detergentes que facilitan el paso de su solución en la suciedad pero prolongan sus tiempos de contacto. Además, el cloro es una sustancia química algo tóxica, por lo tanto, es necesario enjuagar bien con agua después del tratamiento.

Nuestros Ozonos se pueden utilizar para la desinfección de frutas y verduras, ya que degrada los pesticidas, los fertilizantes, destruye las bacterias e inactiva los virus, sin cambiar su sabor y sin dañar la salud humana, que puede consumirlos de forma segura incluso crudos. El ozono tiene una actividad natural de desinfección y oxidación, por lo tanto, contrarresta la aparición de patógenos presentes no solo en productos alimenticios sino también en utensilios.

¿Quieres saber como aplicar estos consejos?

A continuación te vamos a detallar como aplicar los diferentes tipos de uso que le podemos dar a nuestro Ozono en todos tipos de superficies para el hogar.

Higienización

La higiene de los biberones, juguetes y cualquier otro objeto que pueda entrar en contacto con el niño es muy importante.

A diferencia de los sistemas de limpieza tradicionales, el Ozono representa una solución innovadora al reducir el uso de productos químicos. El ozono es un agente antibacteriano que es transforma casi inmediatamente en oxígeno y, dado que no es necesario enjuagarlo, los objetos se pueden dejar sumergidos hasta que estés listos para su uso.

Desinfección

Hay muchos espacios pequeños que necesitan desinfección frecuente y completa precisamente para la alternancia continua de personas que lo usan. El Ozono tiene un poder desinfectante y bactericida 5 veces mayor que el del coloro, con un porcentaje de reducción de virus y bacterias de más del 99,98%. El uso de ozono de entornos domésticos permite obtener una descontaminación rápida y completa.

Control de plagas

Las polillas alimenticias proliferan en la harina, cereales, frutos secos, pero también en piensos y especias. Pero además de estos, también están las polillas de piel y lana. El uso de Ozono dentro de los entornos elimina insectos: moscas, mosquitos, hormigas, arañas, polillas… 

Al tratar la habitación durante 15 minutos, se reduce la carga bacteriana y la presencia de esporas y mohos.

Desodorización

El agua tratada con Ozono se puede aplicar al cabello y la piel de los animales domésticos, asegurando a nuestros pequeños amigos una desinfección completa.

El Ozono también puede usarse para desinfectar objetos que entran en contacto con perros y gatos, como mantas o casetas, extendiendo la duración y eficacia de la limpieza tradicional. También desinfecta el medio ambiente eliminando malos olores.

Oxígeno Activo

El Ozono responde completamente a las necesidades del consumidor y se ajusta al contexto diario del entorno del hogar. El oxígeno activo ayuda a desinfectar del aire, mejorando la conservación de los productos alimenticios mediante el control de patógenos y materia orgánica; También oxida el etileno, reduciendo así la maduración de la fruta climatórica. Esta aplicación, además de los beneficios para la seguridad e higiene de los alimentos, permite retrasar naturalmente la maduración de la fruta, con efectos positivos sobre el color, la consistencia y la reducción de la pérdida de peso.

El Ozono también realiza una efectiva acción antifúngica y antibacteriana. A diferencia de los métodos tradicionales de desinfección, el oxígeno activo puede llegar fácilmente a todas las superficies, incluso a los puntos menos accesibles, promoviendo una interesante actividad de desinfección. La desinfección con Ozono, en tiempos extremadamente cortos, elimina cualquier posibilidad de infección y alergia, además de erradicar el moho, los gérmenes, los ácaros y las cargas microbianas perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

Abrir chat
Asistencia técnica